“El sueño que perseguía era grabar las canciones en un disco y cantárselas a la gente”

Javier Pelayo. Conquense, profesor y cantautor. La poesía ha poblado sus días desde que era un adolescente y leyó a Miguel Hernández. Era cuestión de tiempo que la música entrara en su vida para formar pareja con la lírica. Pelayo fue integrante del grupo TRABARTE desde 2003, donde se juntaban amigos y amantes de la música, la poesía, la pintura y otras artes. Ahí empezaron los recitales y ahí también comenzó a cantar obras de sus artistas favoritos. Dentro de este colectivo se encontraba su amigo y compositor Manuel Millán, al que le pidió en varias ocasiones que le pusiera música a sus poemas y él le dijo que lo haría pero solo dos veces y luego tendría que seguir él. Y así lo hizo Pelayo, desde entonces y hasta hoy.

Javier Pelayo. Foto: Gustavo Villalba

¿Quién es Javier Pelayo?

Es una persona de mediana edad conquense (risas), profesor de secundaria del Instituto San José de la capital y desde hace diez años canto mis canciones. Llevo más tiempo cantando, pero digamos que fue en 2010 cuando empecé a ser yo como cantautor. Antes estuve en algún grupo musical. 

¿Qué significa la música en su vida?

Un vehículo de expresión. Yo vengo del mundo de la poesía y en ella buscaba la música. No soy músico académico, no sé ni escribir ni leer música, pero sí que es una manera de expresar la poesía que he venido desarrollando.

“Empecé con el mundo de la poesía a través de Miguel Hernández con 15 años”

¿Qué poetas y cantautores son los que más le han influido?

Eso es un poco largo, pero por sintetizar, empecé con el mundo de la poesía a través de Miguel Hernández con 15 años. A partir de él, Machado, García Lorca, que curiosamente son los poetas que en el instituto nos obligaban a leer y a estudiar. Después ya descubrí los poetas de la segunda mitad del siglo XX. En la música… algunos cantautores por decir los más importantes que todo el mundo conoce: Sabina, Aute, Serrat, Ismael Serrano, Amancio Prada.

¿Cuándo comienza a querer darle forma de disco a sus obras?

El sueño que perseguía era grabar las canciones en un disco y cantárselas a la gente. Llevaba muchos años cantando en reuniones familiares y en el Grupo TRABARTE, pero yo quería cantarlas y recogerlas en un disco. Fue a finales de la década del 2000 cuando noto que al cantar canciones a la gente le gustan y me hacía falta una cosa muy importante que era el respaldo musical, porque mis limitaciones como músico y como guitarrista eran bastante grandes. Entonces descubrí a dos primeros músicos que lo fueron todo, que son Eduardo Calleja, que aún me sigue acompañando y Manuel Margeliza, gran respaldo para que esas canciones se pudieran convertir en un disco.

De momento tiene publicados los discos Equidistancias en 2012, Hormigas y Cigarras en 2016 y La fábrica del templo en 2018. Cuénteme algo de cada uno de ellos.

Equidistancias es un disco inicial, es un disco muy simple desde el punto de vista musical, lo hicimos entre tres personas: un servidor, Eduardo Calleja y Manuel Margeliza. Es esencial donde aproveché para musicalizar algunos poetas que he dicho antes como Miguel Hernández y Machado, entre otros. 

Hormigas y Cigarras da un salto, fueron casi dos años en el estudio. El disco estaba compuesto inicialmente para ocho o diez canciones y al final fueron 17. Es muy ecléctico, con gran variedad de ritmos y en él intervienen unas 25 personas de forma desinterasada, casi todas son conquenses y alguna importante colaboración. 

La fábrica del templo, como soy de la ley del péndulo, tras las 17 canciones del anterior disco, en este caso hice un disco corto de cinco canciones y que tiene que ver con una experiencia creativa que me pareció fascinante de un artista de Cuenca que fue Jesús Mateo en las pinturas de Alarcón.

¿Cómo lleva a cabo su proceso de composición de una canción?

Trabajando. No hay otra manera. Para componer una canción me tengo que sentar, que prepararme, buscar armonías… Casi siempre empiezo por la música y entonces busco armonías que me digan algo y a partir de ahí empiezan a salir las palabras. 

¿Qué es la cantesanía?

Es un término que es mío original. Cuando voy a componer una canción lo hago de forma absolutamente artesanal. Yo siento que como cantautor es como si tuviera un taller de botijos: todo lo que he hecho ha sido artesanal. Los músicos independientes que no tenemos sello discográfico autoproducimos nuestros discos. Eso sí, los tres discos que tengo los han grabado profesionales. Menos ese paso, que es el de grabar, tengo material para otros ocho o nueve discos que lo tengo en mi página web de forma artesanal, claro la calidad del sonido es mala. Para mí la cantesanía es la artesanía de hacer canciones.

En su web tiene muchas canciones que se pueden oír enteras. Tiene proyectos como No es tarde para cantar, Bossasmba, Octava Superior, Preferencias, Conversaciones consonantes… ¿qué espera hacer con ellos?

Eso es, todo lo que has comentado son proyectos. Por ejemplo, Bossasmba que es otra palabra inventada que viene de bossa y samba es un conjunto de canciones que tienen inspiración en ritmos americanos, en boleros, rancheras, etc, que son un géneros que a mí me gustan mucho. Son canciones que podrían formar uno o dos discos. Octava Superior, que es un título provisional es un disco compuesto para voz de mujer porque tengo canciones compuestas que me suenan más en voz de mujer.

El siguiente disco que tengo compuesto que se llama Conversaciones Consonantes es una cosa bastante novedosa que creo que no está hecha. En él lo que hago es conversar, hablar con poetas en su propia voz, con poetas como Agustín Goytisolo y Joaquín Sabina, entre otros, con ellos dialogo en una canción mía con texto suyo en su propia voz. No puedo explicar mucho más allá…

Las canciones están ahí en previsión de que se puedan grabar. Lo que tengo claro es que el siguiente disco podría ser Conversaciones Consonantes, quiero empezarlo ya porque lo tengo terminado. Y tengo otra cosa en la web, la posibilidad de que haya gente que me pida canciones. Creo que soy más compositor de canciones que poeta, tengo muchas canciones que es posible que nunca las cante y creo honestamente y profundamente en esas canciones. Es verdad que algunas están muy mal grabadas porque las he grabado con medios muy domésticos, pero estoy seguro de que esas canciones bien grabadas funcionarían perfectamente. Espero que alguien alguna vez se interese por ellas. Si alguien me las pide se las cedería, yo las tengo registradas todas, pero solo pediría que las cuidara y las grabara. No sé qué más puedo hacer para que la gente se interese. En muchos sitios y en Cuenca hay muchos grupos que tocan versiones de canciones que van a tener éxito, que entiendo que es lo que la gente demanda. Pero yo lo pido a los intérpretes que sean valientes, que cojan canciones mías o de autores que quieran que sus canciones se escuchen y hagan discos. Es muy importante abrir caminos nuevos y no ir siempre por los mismos. Si hay un cantautor que ofrece canciones y yo creo honestamente que están bien, que las usen.

Cuando viaja por la provincia y por la región, ¿qué público encuentra?

Un público bastante diverso. Me ilusiona mucho siempre que me pongo a cantar que el público se sorprende mucho de lo que escucha porque hay mucho prejuicio con el cantautor. Cuando vas a un sitio a cantar la gente viene con un poco de recelo, a ver qué nos va a cantar, creo que piensan. Y eso pasa porque en España hay una idea del cantautor de una persona triste, con ideas políticas. Pero cuando doy un recital al final la gente está encantada con lo que escucha y con lo que ve. Se sorprende de que la música es variada y hemos tenido desde gente muy mayor a gente de mediana edad e incluso hemos cantado en universidades, que ha sido la bomba.

¿Sus alumnos saben de esta faceta suya ?

La mayoría sí lo saben y no porque yo lo cuente, pero con las redes sociales se enteran. En el instituto, menos este año por las circunstancias, siempre el día del libro o de la poesía suelo coger la guitarra y les doy la clase cantada a los chicos de la ESO, que no son mis alumnos porque yo doy en otros cursos. A veces se sorprenden, a veces creo que lo hacen para que no dar clase (risas).

Cuando pueda volver a cantar delante de público, ¿cómo espera ese momento?

Con muchas ganas, como todos. Afortunadamente no vivo de la música y no tengo esa necesidad como pueden tener otros compañeros que se dedican a esto. Canto porque me gusta y porque me gusta transmitir. Será un momento para seguir disfrutando de la gente. Teníamos este año unos cuantos conciertos más cuando pasó todo esto, aunque yo espero poderlos realizar este verano. Además, yo no tengo ningún problema en que no haya más de 200 personas de aforo, eso no lo puede decir Alejandro Sanz (risas).

“Estoy dándole una vuelta a una canción a Cuenca”

¿Es Cuenca una ciudad que inspira?

Creo que sí, pero no lo digo por mí. Si José Luis Perales fue capaz de escribir tantas canciones donde las escribió será que algo tiene esta ciudad. Pero yo cuando me pongo a componer no me pongo a mirar por la ventana, sino que me encierro en una habitación. Pero yo creo que sí, que inspira. Por cierto, estoy dándole una vuelta a una canción a Cuenca.

¿Qué canción ha elegido y por qué?

Me ha costado elegir, pero he cogido una del último disco. Se titula “Pulgas” y la canto con Luis Pastor. La he elegido porque me desmarco de lo que ha hecho mucha gente durante todo este tiempo de ponerse delante de cámaras y cantar canciones, porque no he tenido mucha necesidad de eso. De lo que sí tengo necesidad es de evadirme y de buscar otras cosas. Esta canción es una historia muy graciosa de una anécdota que le pasó a Jesús Mateo en las Pinturas de Alarcón y es que se le llenó la iglesia de pulgas. Sucedió porque un día se llevó un erizo para que le hiciera compañía mientras pintaba y el erizo desapareció y se le llenó todo de pulgas y tuvo que parar la creación durante un tiempo, hasta que llegó un pastor y echó un producto para matarlas y es lo que canto en la canción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s