Un libro para conocer mejor Cuenca

image001Cuencacultura.es

Cualquier persona que vive en un lugar determinado puede pensar que conoce ese lugar y se siente capacitada para caminar por sus calles con la total tranquilidad de saber dónde se encuentra en cada momento. Las dudas surgen si en ese deambular sosegado el paseante al que nos estamos refiriendo empieza a plantearse preguntas. Por ejemplo, pensemos que estamos en Cuenca:

¿Quién fue ese Santiago López que da nombre a una calle?¿Cuántos títulos ha tenido Carretería hasta llegar a tener el que hoy ostenta? ¿En qué año se edificó el Palacio de la Diputación? ¿Qué significa Casa del Corregidor aplicado a un noble edificio de la calle Alfonso VIII? ¿Dónde se encuentra la fuente del Canto? ¿Qué hizo el doctor Galíndez para tener su nombre en una calle? ¿Por qué coexisten dos títulos, Severo Catalina y Pilares, en la misma calle?

Y así podríamos seguir hasta el infinito, haciéndonos preguntas a medida que avanzamos en ese hipotético paseo por las calles de una ciudad, en este caso la nuestra, Cuenca. Eso es lo que ha hecho José Luis Muñoz: recorrer paso a paso, durante años, el contenido total de la capital conquense, planteándose cuestiones, buscando información y reflejándolo todo en un amplio repertorio de respuestas.

Pues, finalmente, eso es un diccionario, un catálogo de afirmaciones, noticias, explicaciones y también un poco de literatura y algo de fantasía, sin que falte tampoco el leve toque crítico, siempre necesario, cuando en ese deambular
por el recorrido urbano aparece un punto, un elemento, no muy satisfactorio, como ocurre cuando recordamos la existencia antigua de algún edificio o elemento (la fuente de la Doncella, por ejemplo) perdido entre los avatares del
progreso urbanístico.

Diccionario de andar por casa es, ciertamente, un libro singular, por su contenido, estructura y objetivos. Entre estos, el primero de todos tiene carácter informativo, pues se trata de recopilar noticias sobre calles, edificios, costumbres, fiestas, y también elementos naturales, desde la Ciudad Encantada a las Torcas, pasando por los lugares habitados (pueblos, aldeas y caseríos) del término municipal, sin olvidar los montes. Pero es también un libro que puede ser de idéntica utilidad para los visitantes de Cuenca porque, sin ser una guía turística al uso, si da respuesta inmediata a quienes, en su sorprendido pasea por la ciudad quieran saber en cualquier momento cómo es la catedral o las Casas Colgadas o cualquiera de las iglesias y edificios civiles que jalonan el territorio urbano o pueden encontrar igualmente los horarios de los museos.

Pues finalmente todo cabe en las 314 páginas, profusamente ilustradas, que constituyen este libro, escrito por un auténtico especialista en la materia, ya que

no hay que olvidar que a este tema José Luis Muñoz ha dedicado varios
artículos periodísticos y un libro anterior, Calles de Cuenca, agotado hace
muchos años.

El libro se encuentra ya en las librerías conquenses y será presentado por su autor este martes, a las siete de la tarde, en el recinto de la Feria del Libro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s