ARTE CTURA. Conoce la Catedral: las torres de la fachada neogótica

arte cturaJ. G. Arteaga

Esta publicación en Cuenca Cultura es la primera de una serie de post en los que trataremos de adentrarnos un poco más en el edificio más notable de la ciudad de Cuenca, analizando sus elementos, recorriendo sus capillas y descubriendo las pequeñas historias que oculta el templo conquense.

Hoy vamos a analizar el remate de la fachada que en su día proyectó Vicente Lampérez  para dar al edificio la imagen que una catedral de finales del siglo XII debería haber tenido y que por avatares del destino sigue sin tener.

Este tercer nivel  de la fachada, reconoció el arquitecto que fue el que mayor problema le causó, pues en su intensa búsqueda de una primitiva fachada anglo-normanda no  encontró ningún vestigio de cómo pudo ser. Sólo conocía los 1_propuestacuerpos prismáticos octogonales  que coronaban la fachada barroca y que tal vez podrían haber pertenecido a la gótica y luego haberse adaptado. Para completar estos prismas se inspiró en la torre del crucero de la catedral francesa de Coutances para el conjunto y en las torres de Notre Dame de París para los detalles y las proporciones. Para hacer la transición a esa planta octogonal se proyectaron una serie de torres angulares de baquetones (de columnillas) que se situaban en las esquinas de estos cuerpos. Las torres tendrían una gran proporción de huecos por los cuales la luz inundaría el primer tramo de la nave.

En el remate de las torres es donde Lampérez tuvo más dudas, pues incluso dudaba de la posible existencia de los mismos, por ello planteó dos soluciones. La primera proponía terminar las torres en punta, formando unas flechas de piedra macizas, dentro de los cánones del siglo XII, inspirándose en las catedrales de Chartres y Coutances.  Sobre estas

2_propuestaflechas se dispondrían dos grandes cruces, con las cuales la fachada alcanzaría una altura de aproximadamente  dos veces y media la que tiene a día de hoy.

La segunda propuesta, que sería la definitiva, era  menos ambiciosa en cuanto a la altura a alcanzar. En ella se sustituye la flecha por una plataforma con cuatro gabletes(frontones góticos de remate) y sobre cada uno de ellos se dispone la escultura de un ángel. Esta solución es de inspiración inglesa siguiendo los remates de las torres de las catedrales de Lincoln, Ely , Manchester y  Cork.

Como sabemos estas obras quedaron inconclusas, pero podemos imaginar la vista de la fachada con estas torres dominando el skyline de la ciudad, presidiendo el casco antiguo,  pues como todas las torres estaban pensadas para poder verse en la lejanía. Sin embargo la catedral seguiría sin su torre de las campanas, motivo inicial para el cual Vicente Lampérez fue contratado.

Para saber más:

COMISION MONUMENTOS HISTORICOS ARTISTICOS DE CUENCA, “La Catedral de Cuenca Monumento Nacional,  Ed. Imprenta provincial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s